Category Archives: Artículos

  • -

Ventajas de la permanencia de los niños y sus padres en el culto

Category:Artículos Tags : 

En muchas iglesias se estila separar a los niños de sus padres en el culto para que estos estén más tranquilos. Esto es bueno quizá en determinadas edades y oportunidades, pero en el común de los casos nuestra iglesia alienta a que los niños participen del culto con sus padres.

En esta oportunidad extraemos una porción de un mensaje del pastor John Piper que explica por qué su iglesia alentó en su momento la permanencia de los niños en el culto.


El objetivo es que los niños capten la pasión por la adoración a Dios viendo a mamá y papá disfrutar de Dios semana tras semana. ¿Cuál sería el impacto si, durante doce años, los niños vieron a su padre con su cara entre las manos orando durante la antesala al culto? ¿Cuál sería el impacto si vieran a mamá y papá con un gozo radiante mientras cantan alabanzas a Dios? Solo piensa en ello. Millones y millones de niños nunca ven a sus padres cantar, y mucho menos cantar canciones con gozo a un gran Dios. A mí me parece algo muy malo cuando los padres quieren llevar a sus hijos durante los años más formativos y ponerlos con otros niños y otros adultos para dar forma a sus actitudes y comportamiento en el culto en lugar de tenerlos allí para moldearlos. ¿Por qué un padre no tendría celo por modelar para sus hijos el tremendo valor que ellos le dan a tener un gozo reverente en la presencia del Dios omnipotente?

Por supuesto, es incomprensible para ellos. Se supone que debe ser incomprensible. Son principiantes. El idioma español es incomprensible tan pronto como salen de la matriz. Pero no decimos: “Bueno, vamos a ponerlos con otros niños en sus propias situaciones y limitaciones para que puedan entender una palabra o dos”. No. Nosotros los sumergimos en el idioma español todos los días, del cual no comprenden el 90%, con la esperanza y la expectativa de que crezcan en el uso del idioma español. Mucho antes de que los niños entiendan completamente lo que está pasando en el culto y lo que se canta y lo que se dice, ellos están absorbiendo enormes cantidades de lo que es valioso.

Y esto es verdad incluso si dicen que están aburridos. La música y las palabras se vuelven familiares. El mensaje de la música comienza a ser comprensible. La forma del servicio empieza a sentirse natural. Aun cuando la mayor parte del sermón es difícil de comprender para ellos, la experiencia ha demostrado que los niños escuchan y recuerdan cosas notables. El contenido de las oraciones y los cantos y el sermón da a los padres la oportunidad sin precedentes para enseñar a sus hijos las grandes verdades de la fe. Qué oportunidad. Si tan solo los padres aprendieran a interrogar a sus hijos después del servicio y luego explicarles las cosas, esto se convertiría en algo invaluable para su crecimiento a largo plazo en el conocimiento de Dios.

 

Extraído de: ¿Deben los niños permanecer en el culto con los adultos?
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN DESIRING GOD. TRADUCIDO POR JENNY MIDENCE-GARCIA

  • -

Un evangelio centrado en el hombre vs. uno centrado en Dios

Category:Artículos

Hoy en día se ofrecen un sin número de «evangelios» centrados en el hombre. «Evangelios» que dicen cosas como «Dios quiere que seas rico y próspero en esta vida» o «Dios quiere sanarte de toda enfermedad tanto física como emocional» o «Dios quiere darte de todo aquello que sientas que necesitas». Pero ¿cómo estos evangelios centrados en el hombre difieren del evangelio verdadero, bíblico y centrado en Dios?


Un evangelio centrado en el hombre define nuestras vidas en términos de lo que «necesitamos» o más queremos.
El evangelio bíblico reconoce correctamente que ninguno de nosotros vive para sí mismo sino para Dios (Ro. 14:7-9).


 Un evangelio centrado en el hombre considera que nuestras necesidades y deseos son las problemáticas fundamentales.

El verdadero evangelio reconoce que pecar contra Dios y enfrentar su ira es el más fundamental problema que podamos imaginar.


Un evangelio centrado en el hombre está basado en nuestros deseos, nuestras peticiones, nuestras necesidades.

El evangelio bíblico mira a la Biblia para definir nuestros problemas y la solución de Dios: la muerte de Jesucristo que cargó con nuestro pecado y su resurrección que nos dio vida.


El verdadero evangelio pone a Dios en el centro del mensaje —y en el centro de nuestras vidas, y en el centro del universo entero— porque esa es la verdad. Nosotros vivimos y morimos en un universo centrado en Dios.

Extraído de  es.9marks.org


  • -

No asistimos a la iglesia como consumidores, sino como adoradores

Category:Artículos Tags : 

Alguien pasa a hacer la lectura y se tropieza con una larga lista de nombres hebreos que no se había preparado para pronunciar. La diapositiva de PowerPoint se atasca —otra vez. Un congregante inusualmente entusiasta con voz inusualmente fuerte sostiene la última nota de cada canción más larga que todos los demás, lo suficiente para que algunas personas se rían nerviosamente, mientras que otros hacen una mueca. (…)

Lo admito: estas peculiaridades y errores humanos a veces me exasperan. “¡Estoy aquí para enfocarme en el Señor! ¡Tu torpeza me distrae de la adoración!”, murmura mi corazón fariseo. Quizás el problema real no sea la torpeza de los demás, sino nuestras expectativas de la adoración corporativa. (…)

A estas expectativas las llamo “intuiciones de consumidor”. No son necesariamente malas o equivocadas. Pero debemos tener cuidado de no dejar que estas intuiciones dicten cómo nos acercamos a la reunión de la iglesia.

Asistimos a la iglesia no principalmente como consumidores para experimentar un producto, sino como adoradores para exaltar a Dios y edificar a su pueblo.

La iglesia en Corinto estaba en riesgo de sobrevaluar la producción pulida. Su cultura aplaudía a los oradores con destreza retórica y presentación artística. Pablo adoptó un enfoque diferente: “No con palabras elocuentes, para que no se haga vana la cruz de Cristo” (1 Co. 1:17). No con “superioridad de palabra o de sabiduría” (1 Co. 2:1). Pablo rechazó la “sabiduría de esta era” centrada en el hombre, con ese enfoque superficial en la presentación externa, y en cambio anunció la “sabiduría oculta de Dios”: Cristo crucificado (1 Co. 2:6–7).

Lo que necesitamos no es una “experiencia” libre de distracciones que nos cautive, sino un encuentro con la verdad que nos transforme.

 

Estraído de Coalición por el Evangelio.
Por Matt Merker asistente pastoral en Capitol Hill Baptist Church en Washington, DC.

  • -

¿Qué buscas en una iglesia?

Category:Artículos

Video de presentación de las bases bíblicas de la iglesia con motivo de la inauguración del nuevo salón (30/07/2019).

CARACTERÍSTICAS DE LA ICBR

1-Una enseñanza y predicación del evangelio que se ajusta a la sana doctrina bíblica. (Explicar predicación expositiva).

2-Una iglesia centrada en Cristo que busca glorificar a Dios. (no centrada en el hombre y sus necesidades de prosperidad, sino en Cristo en don precioso).

3-Una iglesia confesional (nos basamos en la Confesión Bautista Reformada de 1689).

4-Una adoración bíblica que exalta a Dios conforme a Su santidad. (explicar la adoración regulada, la música, y que es una respuesta a la REDENCIÓN).

5-Un lugar donde las personas y familias cristianas pueden estar en una comunión sana y ser edificadas en el conocimiento del Señor Jesucristo (Efesios 3:17 al 19


  • 0

Los beneficios y las bendiciones del culto familiar

Category:Artículos

El culto familiar debe realizarse reverente, sincera y sencillamente. Es entonces que los pequeños recibirán sus primeras impresiones y formarán sus primeros conceptos del Señor Dios. Debe tenerse sumo cuidado a fin de no darles una idea falsa de la Persona Divina. Con este fin debe mantenerse un equilibrio entre comunicar su trascendencia y su inmanencia, su santidad y su misericordia, su poder y su ternura, su justicia y su gracia.

La adoración debe empezar con unas pocas palabras de oración invocando la presencia y bendición de Dios. Debe seguirle un corto pasaje de su Palabra, con breves comentarios sobre el mismo. Pueden cantarse dos o tres estrofas de un salmo y luego concluir con una oración en que se encomienda a la familia a las manos de Dios. Aunque no podamos orar con elocuencia, hemos de hacerlo de todo corazón. Las oraciones que prevalecen son generalmente breves. Cuídese de no cansar a los pequeñitos.

Los beneficios y las bendiciones del culto familiar son incalculables.

Primero, el culto familiar evita muchos pecados. Maravilla el alma, comunica un sentido de la majestad y autoridad de Dios, presenta verdades solemnes a la mente, 3 brinda beneficios de Dios sobre el hogar. La devoción personal en el hogar es un medio muy influyente, bajo Dios, para comunicar devoción a los pequeños. Los niños son mayormente criaturas que imitan, a quienes les encanta copiar lo que ven en los demás. “El estableció testimonio en Jacob, y puso ley en Israel, la cual mandó a nuestros padres que la notificasen a sus hijos, para que lo sepa la generación venidera, los hijos que nacerán, y los que se levantarán, lo cuenten a sus hijos. A fin de que pongan en Dios su confianza, y no se olviden de las obras de Dios, y guarden sus mandamientos” (Sal. 78:5-7).

¿Cuánto de la terrible condición moral y espiritual de las masas en la actualidad puede adjudicarse al descuido de este deber por parte de los padres de familia? ¿Cómo pueden los que descuidan la adoración a Dios en su familia pretender hallar paz y bienestar en el seno de su hogar? La oración cotidiana en el hogar es un medio bendito de gracia para disipar esas pasiones dolorosas a las cuales está sujeta nuestra naturaleza común.

Por último, la oración familiar nos premia con la presencia y la bendición del Señor. Contamos con una promesa de su presencia que se aplica muy apropiadamente a este deber: vea Mat. 18:19, 20. Muchos han descubierto en el culto familiar aquella ayuda y comunión con Dios que anhelaban y que no habían logrado en la oración privada.

A. W. Pink (1886-1952): pastor y maestro itinerante, prolífico autor de Studies in the Scriptures (Estudios en las Escrituras) y muchos libros, incluyendo el muy conocido The Sovereignty of God (La soberanía de Dios).


  • 0

¿En una iglesia «sana doctrina» pierdes tu espacio personal?

Category:Artículos

Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sus obras sean manifiestas que son hechas en Dios. (Juan 3:21 )

En muchas iglesias en la actualidad no existe la membresía como tal, sino que las personas están acostumbradas a asistir a un evento al cual llaman «culto de adoración» o similar. En este tipo de iglesias nadie se mete con tu vida personal (ni siquiera el pastor). No importa si vives en santidad o no, o si realmente eres un cristiano genuino. Las únicas preocupaciones son: asistir, ofrendar y participar en actividades.

En este tipo de iglesias no importa si vives una vida espiritual real, o si la familia tiene devocionales y enseña la Biblia a sus hijos, o si oran juntos. En estas iglesias puedes mantener abrazado todos tus valiosos ídolos de pecado, sin que caiga ni uno a tierra. Toda persona que «quiera volar bajo el radar» de la santidad y el señorío de Cristo le convendrá este formato de iglesia. Pero al fin de su vida, el tribunal de Cristo será un perfecto hipócrita al cual el Señor enviará al infierno (Mateo 24:51). No todo el que dice: –Señor, Señor, es salvo, sino el que hace la voluntad del Padre (Mateo 7:210). La «gracia» en estas iglesias es una especie de licencia para pecar.

¿Cómo es esto en una iglesia sana en doctrina?

Las personas que llama Cristo (por pura gracia) a la salvación, vienen a la luz de Cristo para que su vida sea examinada. A pesar de sus errores y pecados el creyente nacido de nuevo desea hacer la voluntad del Señor, y anhela la santidad. No se oculta de la luz como el incrédulo que desea conservar sus pecados, sino que viene a Cristo para ser iluminado.

En una iglesia genuina, el Evangelio es personalizable. Los pastores y miembros de la congregación velan por la sana vida espiritual de sus miembros exhortándose unos a otros como enseña la Biblia (Colosenses 3:16).

A eso que el mundo llama «espacio personal» es un mal entendido para transformar la iglesia en un club donde a nadie le importa la vida de santidad (y nadie se mete con nadie en ese asunto).

Pero en la sana doctrina, justamente es «sana» porque procura el crecimiento de los creyentes. La iglesia sana te provee principios bíblicos para luchar contra el pecado, para crecer en el conocimiento de Dios, y mejorar la calidad espiritual de las familias. No estamos hablando de «invadir la privacidad» (esos hacen las sectas), sino de una preocupación genuina por cada alma que asiste.

Cristo se humilló en público, fue sometido a la burla y al escarnio en la cruz  del calvario por amor de sus escogidos ¿Y nosotros todavía deseamos egoístamente conservar nuestro espacio personal?

Antes que nuestra oración sea como la del salmista:

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón: pruébame y reconoce mis pensamientos: y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno. (Salmos 139:23 y 24)

Pastor Alejandro Riff


  • 0

¿Qué es lo que hace que una reunión de adoración cristiana sea diferente a otras clases de reuniones públicas?

Category:Artículos

¿Qué es lo que hace que una reunión de adoración cristiana sea diferente a otras clases de reuniones públicas?, tales como:

1) Un discurso político  2) Un concierto de rock  3) Un evento deportivo

Independientemente de lo que las reuniones semanales de la iglesia tengan o no tengan en común con estas reuniones públicas, una de las cosas que más deberían distinguirlas es la penetrante presencia de la Palabra de Dios.

Cada elemento de las reuniones semanales de la iglesia debería estar lleno de la Palabra de Dios. Por medio de ellos la Palabra de Cristo mora en la iglesia de una manera abundante, y así la edifica.

En Colosenses 3, Pablo nos da algunas de las dimensiones colectivas de cómo debemos vivir a la luz del evangelio. Escribe:

12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de longanimidad;
13 soportándoos los unos a los otros y perdonándoos los unos a los otros, si alguno tuviere queja del otro; de la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.
14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo de la perfección.
15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la cual asimismo sois llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.
16 La palabra de Cristo habite en vosotros abundantemente en toda sabiduría, enseñándoos y exhortándoos los unos a los otros con salmos e himnos y cánticos espirituales, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor.
17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a nuestro Dios y Padre por él.

La enseñanza del Nuevo Testamento acerca de las actividades que deberían incluirse  en las reuniones de la iglesia de una forma muy parecida a Colosenses 3:16 son:

-Leer la Biblia (1 Ti. 4:13)
-Predicar la Biblia (2 Ti. 4:2)
-Orar la Biblia (1 Ti. 2:8)
-Cantar la Biblia (Col. 3:16)
-«Ver» la Biblia, en las «palabras visibles» del bautismo y la Cena del Señor (Mt. 28:19; 1 Co. 11:17-34)

Este resumen es útil por algunas razones. Primeramente, resume lo que el Nuevo Testamento enseña a los cristianos en cuanto a lo que deben hacer en sus reuniones colectivas. En segundo lugar, enseña cómo, por medio de todos esos elementos, la Palabra de Cristo debe morar abundantemente en la asamblea colectiva de la iglesia.


  • -

¿Por qué es necesaria la disciplina en la iglesia?

Category:Artículos Tags : 

 El que reprende al hombre, hallará después mayor gracia que el que lisonjea con la lengua. (Proverbios 28:23).

Para muchas personas una iglesia ideal es aquella donde la corrección, la reprensión o la disciplina nunca se dan porque eso, en teoría, afecta el ambiente y las buenas relaciones. ¿No debemos vivir en amor porque «Dios es amor»? (Se preguntan).

Hay tres aspectos a tener en cuenta de por qué se debe amonestar (reprender) a los que llevan una vida desordenada o se involucran en pecados repetitivos.

1-No estamos aún en el cielo; debemos corregir

En el cielo será «todo paz y amor» porque estaremos con el Salvador y no habrá más pecado. Pero mientras estemos en esta tierra, la iglesia tendrá que soportar las embestidas del pecado una y otra vez. Las personas se desviarán y deben ser llamadas a reconocer sus pecados y buscar la restauración en Dios. Ninguna disciplina al principio pareciera ser «causa de gozo» (Heb. 12:11), pero el fin es dar un «fruto de justicia». Por el contrario, evitar la disciplina o la corrección, al principio trae cierta paz temporal, pero no tardará en dar posteriormente el fruto amargo que es la consecuencia de las malas acciones sin arrepentimiento genuino.

2- Corregir es un acto que trae mayor gracia

La reprensión  del pecado, aunque parezca un acto duro en medio de una sociedad «susceptible a ser corregida» y donde todos se ofenden por nada, traerá una mayor gracia de Dios a la larga. No corregir el pecado es dejar crecer las malas hierbas que luego ahogarán las buenas plantas. La iglesia es un jardín de Dios donde por un lado se riega y se abona para un buen crecimiento de las plantas. Esto se hace a través de la edificación de la Palabra de Dios, la consejería bíblica etc.. Pero, por otro lado, todo jardín necesita ser periódicamente desmalezado. Y esto es reprender el pecado y la conducta desordenada de los miembros de la iglesia. Es necesario regar, pero también es necesario podar.

3- Nos estamos para adular a las almas

La palabra «lisonjear» utilizada en este proverbio equivale entre otras cosas a «adular». La iglesia no está llamada a adular a los hombres sino a exponerles la verdad de la Biblia. Jesús se ganó el odio de muchos (al punto de querer matarlo) por decirles la verdad  (Juan 8:40). Adular solamente a las personas para ganarse su simpatía sin denunciarles su pecado es algo contrario a la Palabra de Dios. Cuando esto ocurre en una iglesia, su propósito de representar a Cristo terminó.

Conclusiones finales:

El mundo se pregunta: ¿De verdad Cristo está en tu iglesia? La respuesta que tendría que ser es: Sí. Cristo (la cabeza) se manifiesta a través de la vida de su miembros. ¿Pero qué pasa cuando un miembro no está representando a Jesús en sus acciones? Es allí donde la disciplina es necesaria. Porque lo que está en juego en una iglesia local no es si todos somos simpáticos y nos movemos en un ambiente «buena onda», sino si representamos a Jesús fielmente, y si cuando pecamos nos arrepentimos para dar gloria a Dios. Esto es, en definitiva, hallar «mayor gracia».

Pastor Alejandro Riff


  • 0

¿Por qué es importante una confesión de fe escrita en una iglesia local?

Category:Artículos Tags : 

¿Cómo podremos mantener el orden dentro de la iglesia si no podemos definir lo que creemos? Una persona puede venir a nosotros, y afirmar que desea ser miembro de nuestra iglesia. Pero, ¿cómo podemos juzgar si la fe de esa persona es de acuerdo a la nuestra si no poseemos ninguna declaración escrita de nuestras doctrinas? O ¿cómo podría esa persona juzgar si nuestra iglesia es doctrinalmente apropiada para ella si no podemos declarar en una forma precisa y ordenada qué es lo que nosotros creemos?

Hablar acerca del amor y la unidad suena políticamente correcto, pero ¿cómo podríamos trabajar juntamente con personas que niegan la soberanía de Dios en la salvación? ¿O con pelagianos, que niegan la total depravación del hombre? ¿O con unitarios, que niegan la trinidad? ¿Cómo puede una iglesia caminar hacia una misma meta, o tener una misma mente y un mismo corazón cuando los miembros están divididos en cuanto a aspectos tan esenciales de la fe? (comp. 1Cor. 1:10).

Como alguien dijo una vez: “Una iglesia que carezca de una confesión de fe padece de una especie de SIDA teológico”. No podrá luchar eficazmente contra todos los errores que nos circundan.

Escribiendo a los Romanos, Pablo les advierte, en Rom. 16:17: “Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos”. Pero ¿cómo podremos cumplir ese mandato si no tenemos una idea clara y precisa de lo que creemos?

Artículo orignal por Sugel Michelén


  • -

La falta de conocimiento de Dios

Category:Artículos Tags : 

“Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan” (Hechos 17:30)

A veces me piden: “Hermano, por favor venga y diríjanos en una serie de una semana sobre los atributos de Dios”. Y a menudo respondo: “Bien, hermano, ¿lo ha pensado bien?” Recuerdo una conversación en particular en que el pastor contestó: “¿Qué quiere decir que si ‘lo he pensado bien’”? “Bueno, resulta que es bastante controversial, este tema que me está dando para enseñar a su iglesia”. “¿Cómo que es controversial? Dios es Dios. Nosotros somos cristianos. Esta es la iglesia. ¿Cómo que es controversial?” Le dije: “Querido pastor, cuando empiece a enseñar a su congregación sobre la justicia de Dios, la soberanía de Dios, la ira de Dios, la supremacía de Dios y la gloria de Dios, verá que algunos de los mejores y más antiguos miembros de su iglesia se pondrán de pie y dirán algo así: ‘Ese no es mi dios. Yo nunca podría amar a un Dios así’. ¿Por qué? Porque tienen un dios que han fabricado en su propia mente, y les encanta lo que han fabricado”.

“Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová” (Jeremías 9:23-24). “Estas cosas hiciste, y yo he callado; pensabas que de cierto sería yo como tú; pero te reprenderé, y las pondré delante de tus ojos. Entended ahora esto, los que os olvidáis de Dios, no sea que os despedace, y no haya quien os libre” (Salmo 50:21-22).

Ahora bien, ¿cuál es el problema aquí? Falta conocimiento de Dios. Es posible que muchos de ustedes piensen: “Oh, hablar de los atributos de Dios y de teología. Eso es cosa de eruditos que no tiene ninguna aplicación práctica”. Presten atención a lo que están diciendo: “El conocimiento de Dios no tiene ninguna aplicación práctica”. ¿Saben por qué todas las librerías cristianas estén llenas de libros de autoayuda, con cinco maneras de hacer esto o aquello, y seis maneras de ser piadosos, y 10 maneras de evitar caer? ¡Porque la gente no conoce a Dios! ¡Entonces hay que darles toda clase de métodos triviales carnales para que sigan andando como deben andar las ovejas! “Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo” (1 Cor. 15:34). ¿Por qué hay tanto pecado descontrolado entre el pueblo de Dios? ¡Es por falta de conocimiento de Dios!

Ahora quiero hacerles unas preguntas. ¿Cuándo fue la última vez que asistieron a una conferencia sobre los atributos de Dios? ¿Cuándo fue que, como pastores, enseñaron un año entero acerca de quién es Dios? ¿Cuánto de toda la enseñanza que se lleva a cabo durante la semana tiene que ver con quién es Dios? ¿No es cierto que es más fácil ir con la corriente, simplemente seguir a todos los demás? Y de pronto, un día escuchan algo como esto y se dan cuenta: “Ni me acuerdo cuando alguien haya enseñado acerca de los atributos de Dios”. ¡Con razón somos las personas que somos! Conocerle, de eso se trata todo; eso es vida eterna. Y la vida eterna no comienza cuando pasamos por las puertas de la gloria; la vida eterna comienza con la conversión. Vida eterna es conocerle a él. ¿Creen sinceramente que les va gustar abrir las puertas de perlas y caminar por calles de oro por una eternidad? ¡Hay allí Uno que es infinito en gloria, y muchos pasarán una eternidad de eternidades sin siquiera llegar a conocerle! Comiencen ahora. Hay tantas cosas que quieren saber y hacer, y tantos libros que quieren leer. ¡Tomen el libro de Dios, la Biblia, y estúdienlo para conocerle a él, para conocerle a él!

Por todo esto, someto a consideración de ustedes que sería mejor ni siquiera tener un culto los domingos por la mañana. El domingo por la mañana es en muchos lugares la hora de más idolatría en toda la semana, por la gran muchedumbre de gente que no está adorando al único Dios verdadero. En cambio, están adorando a un dios concebido en sus propios corazones por su propia carne, por las tretas satánicas y su inteligencia mundana. Se han fabricado un dios parecido a ellos, y se parece más a Santa Claus que a Jehová. ¡No puede haber temor del Señor entre nosotros, porque entre nosotros no hay conocimiento de Dios!


Diez cargos contra la iglesia moderna es un sermón predicado el 22 de octubre de 2008 en la Conferencia sobre Avivamiento en Atlanta, Georgia, EE.UU por Paul Washer.

Buscar por tema

Suscribite al blog de la ICBR

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

WhatsApp chat