Somos una iglesia bíblica centrada en Cristo que predica la sana doctrina.

WhatsApp

+5493412760734

Dirección

Carrasco 1498

Rosario, Argentina

Diferenciando un religioso de un renacido

diferenciando un religioso de un renacido

El Señor Jesucristo se encontró a solas con un religioso, un maestro de Israel (Nicodemo), al cual le reveló en simples palabras qué es necesario para ser un verdadero creyente:

Juan 3:3 Respondió Jesús, y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

El nuevo nacimiento ocurre en una persona cuando el Espíritu Santo por medio de la predicación del evangelio regenera el corazón. Es decir, la persona estaba viviendo (o mejor dicho muriendo) en la oscuridad de sus pecados y ahora renace a la luz de un nuevo reino, el Reino de Dios.

No queda duda alguna que la Biblia nos muestra que ser cristiano es una obra sobrenatural de Dios cuyo cambio se evidencia en la conducta de dicha persona renacida.

Pero habrá personas que sin ser renacidas querrán aparentar ser cristianos, y estos son meros religiosos. ¿Cómo identificarlos? Es difícil, pero aquí van algunos puntos de evaluación bíblicos.

-El religioso buscará una iglesia como la contención social que su vida necesita.
-El renacido sabe que por la gracia de Dios ahora es parte del cuerpo de Cristo (1 Co. 12:27).

-El religioso busca en una iglesia un lugar que sirva para sus necesidades materiales y afectivas.
-El renacido busca servir al Señor y a sus hermanos no esperando ser servido (Rom. 12:11).

-El religioso no muestra un interés real por la Palabra de Dios, evita conversaciones profundas.
-El renacido hace de la Palabra de Dios su alimento diario; ama entablar conversaciones espirituales (Ef. 5:19).

-El religioso no tolera ser corregido o amonestado por otros por su pecado.
-El renacido, sabe que lucha contra su pecado y considera necesario exhortarse unos a otros (Rom. 5:14).

-El religioso evita dar precisiones en cuanto a su fe, o no sabe explicarlo (pues no ve el reino de Dios).
-El renacido está siempre preparado para dar razón de su fe en Cristo (1 Pe. 3:15).

-El religioso se siente bien en la compañía de otros cristianos, pero en el mundo no comparte de Cristo.
-El renacido no puede dejar de contar «en Quién ha creído» (2 Tim. 1:12).

-El religioso se considera una persona buena que solo necesita la ayuda de Dios.
-El renacido lucha con su pecado, toma cada día su cruz y sigue a Cristo (Mt 10:38).

A la larga, el religioso será derrotado por el mundo de pecado, pero el renacido perseverará.

1Juan 5:4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe.

Por Alejandro Riff